El voleibol femenino cubano busca la resurrección

Compartir

El voleibol femenino cubano resultó por más de tres décadas el principal referente latinoamericano en ese deporte, avalado por prestigiosos títulos en los más importantes eventos mundiales.

Las Morenas del Caribe, como eran conocidas las jugadoras, eran lideradas por fueras de serie como Mireya Luis y Regla Torres, esta última distinguida la Mejor Jugadora del siglo XX, según la Federación Internacional de la disciplina (FIVB).

La conquista de tres galardones en las versiones de los Juegos Olímpicos de Barcelona-1992, Atlanta-1996 y Sídney-2000, colocaron al elenco comandado por el excepcional director Eugenio George y por Luis Felipe Calderón, en la vanguardia deportiva del orbe.

El voleibol femenino cubano resultó por más de tres décadas el principal referente latinoamericano en ese deporte. (Getty images)

Hoy la situación dista de aquellos tiempos de gloria. Disímiles causas han lastrado el desarrollo del voleibol femenino en este país, sin embargo la directiva de la Federación Cubana busca alternativas para volver a planos estelares con chicas de amplias perspectivas, pero muy jóvenes.

Precisamente, el Jefe Técnico de la Federación, Omelio Castillo, refirió en declaraciones a Prensa Latina, que las pretensiones radican en retomar un equipo competitivo tras la culminación del ciclo olímpico de Tokio, en 2020.

Sabemos que la situación es compleja, pero tenemos un programa de trabajo a largo plazo con muchachas entre 16 y 20 años, enfatizó.

Abundó además que ‘el primer paso es la actuación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y luego el Mundial de Japón, en 2018. Algunas jugadoras de más experiencia también brindarán su aporte. Será un ciclo de formación y alistamiento de unos cuatro o seis años’.

En la búsqueda de nuevas estrategias, el federativo explica que se insiste en modernas formas de preparación, ‘que simulen situaciones de juego, es algo que ha cambiado desde el punto de vista metodológico’, sentenció Castillo.

Te puede interesar:  Discóbola cubana en busca del podio en Mundial de atletismo

‘Las atletas solo tienen como evento competitivo el campeonato nacional. En la actualidad solo dos jugadoras están contratadas en Perú. Existe la posibilidad de integrar más jugadoras a las ligas del área. De nuestra parte son escasas las competencias, y nunca es suficiente’.

La incursión de atletas en el extranjero se encuentra en la agenda de prioridades para Cuba, aunque los dirigentes deportivos de la mayor de las Antillas evalúan las características de estos eventos profesionales que garanticen el completo desarrollo de la nueva hornada.

‘Para nosotros es vital que jueguen, así que exigimos regularidad y protección en todos los sentidos de nuestras jugadoras; que se eduquen y crezcan como personas es misión primordial, pues así está diseñado la esencia del sistema deportivo cubano’, expresó.

Castillo remarcó que varios clubes ‘se nos han acercado interesados en algunas muchachas. Sabemos que el tema económico es importante aunque la prioridad debe ser el equipo nacional. Analizamos siempre esta opción pues el sistema competitivo internacional está muy bien definido, y si no te integras, no juegas’.

Por otro lado, la situación del voleibol masculino difiere en cuanto a la más rápida y factible formación de nuevas escuadras.

A pesar de disímiles problemáticas, incluso asuntos extra-deportivos, los hombres han logrado reagruparse y competir en el circuito internacional con presencia en el podio en certámenes mundiales de categorías juveniles y cadetes.

‘En el caso de los varones tenemos una población corta de jugadores de nivel, y ello los ha obligado a competir al máximo de exigencia. Sin embargo, ha sido una alternativa de desarrollo para los menores de 23 años, que son la base de la selección mayor.

Te puede interesar:  Cambios en la constitución de Cuba envía claro mensaje a exiliados y repatriados

Precisó que ‘en los últimos años varios juegan en Europa, y además las contrataciones en suramérica nos permiten crecer con resultados inmediatos’.

El futuro del voleibol cubano, en especial el de las mujeres pasan por la puesta en marcha de una precisa agenda de preparación, capaz de explotar las potencialidades de las noveles figuras con un dominio de elementos técnicos y táctico indispensable de cara al ciclo olímpico de París-2024.

PL

Loading...

Comenta y comparte en Facebook

Compartir