Unión Europea y Canadá rechazan sanciones de EE.UU. que apuntan contra sus empresas en Cuba

Compartir

La Unión Europea repitió el miércoles que se opone a las sanciones estadounidenses en virtud de las cuales firmas y ciudadanos europeos se vean afectados por sus operaciones en Cuba, y a su vez llamó a Estados Unidos a respetar un acuerdo vigente desde 1998 que garantiza una exención para el bloque.

Líderes del grupo de países europeos dijeron que consideran todas las opciones para garantizar las inversiones en la isla.

La ministra de Exteriores de Canadá también mostró malestar por la medida, y dijo que el país “está profundamente decepcionado” por la decisión de la Casa Blanca: “Revisaremos todas las opciones en respuesta a esta decisión de EE.UU.”, dijo la canciller Chrystia Freeland en un comunicado.

Las reacciones de la UE y Canadá llegan cuando Estados Unidos ha dicho que permitirá a partir del 2 de mayo que se presenten demandas en las cortes del país contra empresas extranjeras que realicen negocios en Cuba, según confirmó el miércoles el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

El funcionario estadounidense dijo que “cualquier persona o firma que haga negocios en Cuba debería prestar atención a este anuncio”.

31170195512_929ae7a4bb_z_preview.jpegFederica Mogherini, representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

“La UE considerará todas las opciones a su disposición para proteger sus intereses legítimos, incluso en relación con sus derechos en la OMC y mediante el uso del Estatuto de Bloqueo de la UE”, dijo el jefe de política exterior de la UE, Federica Mogherini, y la Comisionada de Comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, en una declaración.

Un portavoz de la Comisión Europea dijo también el miércoles durante una comparecencia en Bruselas que el bloque “reitera su fuerte oposición a la aplicación extraterritorial de medidas restrictivas unilaterales que considera contrarias a la ley internacional”.

Se trata de la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de poner fin a la práctica de suspender, sobre una base rotatoria de seis meses, una sección de la Ley Helms-Burton de 1996 que permitiría las demandas, principalmente de cubanoestadounidenses.

“Si este acuerdo no es respetado (1998) entonces sí podemos contratacar una iniciativa de las empresas norteamericanas. Entonces tenemos todos los instrumentos para tomar nuestra posición frente al eventual anuncio, declaración o iniciativa (de Estados Unidos)”, dijo a periodistas el director de Cooperación y Desarrollo de la Comisión Europea, Stefano Manservisi, de visita en Cuba.

Freeland dijo que Canadá defendería completamente los intereses de los canadienses que realizan negocios e inversiones legítimas con Cuba, y que ella había discutido el tema con sus contrapartes en la Unión Europea.

La medida de Washington se pondría en marcha por primera vez desde que Bill Clinton firmó la ley en 1996. El Título III de la Ley Helms-Burton ha sido suspendido por varios presidentes de Estados Unidos, incluyendo Trump en 2017 y 2018 debido a la fuerte oposición internacional.

Vía: VOAN

Loading...

Compartir