Un cubano es deportado de Canadá tras abandonar a esposa

Compartir

El cubano Alexander Pérez, que tenía residencia permanente en Elmira, Ontario, gracias a su matrimonio con una ciudadana canadiense, fue deportado a la Isla luego de abandonar a su esposa sin aviso.

La audiencia de inmigración del gobierno federal canadiense determinó que su unión era “un matrimonio de conveniencia para obtener estatus en Canadá” y ordenó su deportación, informó el diario local The Record.

La esposa no estaba al tanto del motivo oculto de Pérez. El hombre apeló al tribunal de inmigración, pero su recurso fue desestimado el mes pasado.

Una calle de Elmira, en Ontario, donde residía el cubano. /Wikipedia

“Ha jugado con la vida de otro ser humano al abusar de su confianza y sentimientos hacia él para obtener estatus en Canadá”, dijo un tribunal de apelación de inmigración, según reportó The Record.

El tribunal agregó que el cubano no mostró “comprensión de sus errores”, ni “remordimiento por sus acciones”. Pérez trabajaba en el Hotel Cayo Coco en 2001 donde conoció a la que luego sería su esposa. Se casaron en 2006.

Un año después el cubano se mudó a Canadá como residente permanente, gracias a un acuerdo de patrocinio firmado por la mujer para ser financieramente responsable de Pérez durante tres años.

Pérez intentó renovar su tarjeta de residente permanente en 2013, pero la dirección de Ciudadanía e Inmigración de Canadá notó que no había permanecido con su patrocinador desde 2008, y sospechó que su caso “podría ser una posible situación de matrimonio por conveniencia”.

Una audiencia de Inmigración en junio de 2014 ordenó que Pérez fuera deportado tras hallarlo “culpable de tergiversación” por haber efectuado un matrimonio por conveniencia para obtener el estatus de residencia permanente en Canadá.

Te puede interesar:  Cubanos siguen llegando a la frontera mexicana para pedir asilo en EE.UU.

El cubano apeló al tribunal de Inmigración, pero la apelación fue desestimada el mes pasado, concluyó The Record.

Fuente MN

Loading...

Comenta y comparte en Facebook

Compartir