Presentan en Miami código para educar a cubanos ante la nueva reforma constitucional

Compartir

(EFE).- Miembros de la oposición cubana de dentro y fuera de Cuba presentaron hoy en Miami un código de derechos y libertades con el que buscan la “alfabetización cívica” de los ciudadanos de la Isla ante el proceso de reforma constitucional actualmente en marcha.

Rosa María Payá, Manuel Cao, Ramón Saúl Sánchez, Diego Suárez, Frank Calzón, Orlando Luis Pardo Lazo, Lía Villares y Lilo Vilaplana comparecieron hoy en una rueda de prensa en la que tacharon de “ilegítimo” el proyecto de reforma de la Constitución que aprobó la semana pasada el Parlamento unicameral de la isla y será sometido a consulta popular a partir del mes próximo.

Foto. /twitter Rosa María Payá

El periodista y escritor exiliado Carlos Alberto Montaner no pudo asistir pero envió un mensaje de apoyo a la iniciativa surgida del movimiento Cuba Decide para distribuir entre los cubanos de la isla una carta inspirada en la Declaración Universal de Derechos Humanos y material gráfico y audiovisual.

El objetivo es facilitar la comprensión de unos derechos “que muchos no saben que son para ellos”, dijeron los participantes en la rueda de prensa.

La artista y activista Lía Villares será una de las encargadas de este “esfuerzo gráfico” para elaborar cápsulas audiovisuales que constarán de animaciones y explicaciones del código de derechos presentado hoy en Miami bajo el lema “Que no te los quiten, que no te los arrebaten”.

“Este código es esencial. Son derechos que el cubano no reconoce, con esto vamos a empezar la alfabetización cívica que tanto hace falta. Nunca es tarde, ni suficiente”, dijo Villares, que trabajará junto al director de cine Lilo Vilaplana.

Te puede interesar:  Una cubana de Hialeah gana lotería de 1 millón de dólares

El código reconoce el derecho de “habeas corpus” (recurso de amparo), el derecho a un juicio justo, a la propiedad, a la participación política, el derecho a huelga, a la libertad de asociación, de culto, laboral sindical y empresarial, entre otros.

Tanto la carta como los vídeos se difundirán por plataformas digitales con el objetivo de que llegue “al máximo número de trabajadores cubanos”.

“Si alguien se reconoce en este código, que lo use en la isla. No tiene signo político. Si le llega a un trabajador y quiere discutirlo en una asamblea comunista, adelante”, explicó el escritor y bloguero Orlando Luis Pardo Lazo sobre el sentido “universal” del documento.

La iniciativa, secundada por opositores dentro y fuera de la isla, aseguró la organización, viene después de la anunciada reforma de la Constitución cubana, que será sometida a consulta popular entre los próximos 13 de agosto y 15 de noviembre.

“Un referéndum donde no hay garantías procesales, donde ni los cubanos ni la comunidad internacional pueden tener acceso a fiscalizar el proceso, donde no hay posibilidad de hacer campaña. En ningún sentido un proceso así es legítimo”, dijo a EFE Rosa María Payá, que encabeza el movimiento Cuba Decide.

Por este motivo, Payá asegura que no reconocerán ninguna ley o constitución que “vulnere o viole” el código de derechos y libertades presentado hoy, una “adaptación para Cuba” de los derechos reconocidos en la Declaración Universal.

La opositora cubana calificó este código como una “visión de país”. “Es lo que queremos para Cuba. La manifestación de hoy es la fe común de toda la sociedad civil cubana y de todos aquellos que se unirán al manifiesto”, explicó Payá.

Te puede interesar:  Descemer Bueno en un LIVE arremete contra Gente de Zona

Por su parte, Juan Manuel Cao, del Comité Cubano Pro Derechos Humanos, uno de los principales redactores del código, aseveró su rechazo a la constitución cubana porque “viola los derechos humanos”.

“Este documento lleva años haciéndose. Ha ido creciendo y es un resumen de las libertades y derechos que consideramos que cualquier ley, también la máxima (la Constitución) tiene que respetar”, dijo hoy en rueda de prensa Cao.

Por su parte, Frank Calzón, del Centro para una Cuba Libre, dijo respecto a la modernización de la actual Carta Magna que mientras “se permite a los homosexuales que escojan a su pareja libremente, los cubanos deberían poder escoger también a su gobierno o un periódico que no esté controlado por el gobierno”.

Loading...

Comenta y comparte en Facebook

Compartir