Por primera vez niños cubanos participan en torneo de béisbol en EE.UU.

Compartir

Por primera vez desde 1959, un equipo de niños cubanos visitó Estados Unidos sin intervención gubernamental, para participar en el torneo Disney Salute to Baseball, realizado en Disney World.

La visita del equipo de niños de 12 años oriundos de La Habana fue posible gracias al patrocinio de varios peloteros cubanos de las Grandes Ligas, como el inicialista de los Medias Blancas de Chicago José Dariel Abreu y el jardinero de los Cachorros Jorge Soler, quienes aportaron el dinero necesario para los trámites y los pasajes de avión.

Sobre el complicado proceso legal que fue necesario atravesar para poder traer a los niños a Estados Unidos, a un evento del que no se hicieron eco los medios oficiales cubanos, Pito Abreu dijo para el sitio de la MLB que “Damos las gracias a Dios por permitirnos hacer esas cosas y a todas las personas que han permitido que esos muchachos puedan venir aquí”, aseguró el toletero cienfueguero, quien añadió que siempre estará “en disposición de contribuir con esas cosas pequeñas que nos brinda la vida, necesarias para esos muchachos que están en la isla”.

Cubanitos dejan huellas en Disney World
Cubanitos dejan huellas en Disney World (Jonronazo)

En el torno Disney Salute to Baseball, donde participaron con el auspiciado de la ESPN varios equipos estadounidenses, así como de Aruba, Canadá, Panamá y Puerto Rico, los Habaneros dominaron su grupo eliminatorio tras ganar en tres partidos consecutivos, luego de sufrir su única derrota, 0-1 frente a Carolina del Sur. Sus tres victorias de la clasificatoria las facturaron por abultados marcadores de 16-0 ante Louisina y 14-2 contra Panamá, y un 8-2 menos desbalanceado contra Georgia.

En la final de cuatro, los niños cubanos cayeron en el cruce 5-7 contra el Blues de Tennessee, por lo que perdieron la oportunidad de discutir el oro. Sin embargo, aseguraron el bronce del torneo al derrotar a los Rangers de Georgia 8 carreras por 2.

“Lo más importante fue que los niños se divirtieron al máximo, aunque nunca esperé un debut de bronce”, aseguró para la revista Jonronazo el empresario cubano Noel Tortoló, uno de los artífices de que este viaje se hiciera realidad. Tortoló, quien vivió 15 años en Panamá antes de su regreso a Cuba en 2014, aseguró que su idea de traer a los niños al torneo de Disney World cogió cuerpo cuando se reestablecieron las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

“Desde la llegada a Miami todo fue espectacular. Hicimos un recorrido por las afueras del Marlins Park, comimos McDonald’s y recibimos muchas muestras de cariño de la gente que nos encontrábamos en el camino. Después viajamos a Orlando”, donde se celebró el evento. “Los organizadores pensaban que era mentira la participación de un equipo cubano en el campeonato y se sorprendieron mucho cuando arribamos, aunque se sintieron muy complacidos, por lo que aún representa la isla en el mundo beisbolero”, añadió el empresario, convertido en mánager del equipo, quien recalcó que “desde el comienzo de la acción nos convertimos en la sensación; constantemente distintas cadenas como ESPN, FOX o Telemundo se interesaron por nuestra presencia y nos seguían a todos los lugares”.

Luego de concluido el torneo, invitados por Pito Abreu, Soler, Alexei Ramírez y el cubano americano Carlos Rodón, los niños visitaron Chicago, y los estadios de los Cachorros y los Medias Blancas, donde asistieron al clásico de la ciudad ganado por los primeros, con trabajo del estelar Jake Arrieta.

Luego de esta experiencia, Tortoló ya se encuentra preparando la próxima participación de niños cubanos en la siguiente edición del torneo de Disney World, así como en otros eventos similares que se realizan en Miami, Cooperstown o México.

“Son muchos los que se pueden sumar a estas iniciativas, que derivan en mejor salud para nuestro deporte nacional. Estoy dispuesto a trabajar con otros niveles del béisbol cubano; si algún día me llaman para trabajar ahí estaré. Se pueden hacer muchas cosas”, concluyó Tortoló.

Fuente: CC

Loading...

Compartir