Panamá propone a 126 migrantes regresar voluntariamente a Cuba

Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

El Gobierno de Panamá le propuso a 126 migrantes cubanos varados en su territorio la posibilidad de darles una visa de entradas múltiples si retornan voluntariamente a la Isla.

De acuerdo con El Nuevo Herald, los cubanos que regresen aceptando este trato podrían ser cuentapropistas e, incluso, las autoridades panameñas podrían ofrecerles un capital inicial (todavía por determinar) para la inversión.

Los 126 migrantes a los que se ha dirigido esta propuesta se encuentran en el albergue temporal en Gualaca al que llegaron después de ser trasladado en abril desde un albergue de Cáritas en la capital. En ese entonces, el grupo era de 300 personas, pero solo menos de la mitad aceptó ser trasladado.

Los que se negaron a ir a Gualaca “serán deportados en caso de ser detenidos por las autoridades migratorias”.

Algunos de los cubanos en Panamá. (EL NUEVO HERALD)

Algunos de los cubanos en Panamá. (EL NUEVO HERALD)

El visado de entradas múltiples permitiría a los futuros cuentapropistas abastecerse en Panamá con los productos necesarios para su negocio. Según datos, en lo que va de año unos 11.900 cubanos habrían viajado al país centroamericano con visas de entradas múltiples para hacer turismo y negocios.

El viceministro de Seguridad panameño, Jonathan del Rosario, es quien está negociando con ellos este trato. Asimismo, el funcionario explicó que su país ha hecho “todo lo posible” por ayudar a estos migrantes y que no hay posibilidades de que puedan quedarse en territorio panameño.

Te puede interesar:  Bruno Rodríguez: "Jamás negociaremos bajo presión o amenaza"

“Hemos sido muy francos. Su ingreso al país de manera irregular imposibilita que clasifiquen para ningún tipo de estatus migratorio en Panamá que no sea el de refugiado”, explicó Del Rosario.

“No es una mala opción. Estamos haciendo las consultas presupuestarias y, por supuesto, no lo hemos hecho a espaldas del Gobierno de Cuba. No los llevamos a Gualaca para engañarlos. El abanico de opciones que tenemos no es muy amplio y los países que hemos consultado no están acogiendo migrantes”, agregó.

Según datos de la Dirección General de Migración de Panamá, más de 39.000 indocumentados cubanos han pasado en los últimos cinco años por su territorio.

Los cubanos, por su parte, se han mostrado divididos en cuanto a la propuesta de las autoridades panameñas.

“Si no es Donald Trump, esperamos que haga fuerza la comunidad cubana en Miami, pero que alguien nos ayude porque nadie salió para quedarse en Panamá o Australia, nuestro objetivo es llegar a Estados Unidos”, afirmó Yelisvaris Pargas, quien se encuentra Gualaca.

“Esas visas que nos están proponiendo no nos convienen porque en Cuba todo es ilícito”, explicó otro migrante que no se identificó.

Para Yosvani López, de Caibarién, “si no hubiese otra alternativa” cogería el visado.

“Está claro que no queremos regresar, pero entre hacerlo obligatoriamente o con la opción de dejar una puerta abierta a volver me quedo con la segunda”, dijo.

“Los cubanos no emigramos por problemas económicos sino buscando libertad y para ser alguien en la vida. El Gobierno cubano no valora la iniciativa privada porque quiere que la gente dependa de él”, señaló Ivo Torres, otro migrante que se pregunta si Raúl Castro permitirá que ellos se conviertan en cuentapropistas.

Te puede interesar:  Hija de Fulgencio Batista vive desamparada en un parque de Florida

El viceministro Del Rosario, en cambio, señaló que la mayoría de los migrantes “no pueden demostrar una persecución individual y que han salido de Cuba por razones económicas, por lo cual no podrían acogerse al estatus de refugiados”.

“Un refugiado generalmente pide refugio en el primer país al que llegue. Y como ellos ya han visitado varios países antes de llegar a Panamá, el refugio es poco viable como alternativa”, añadió.

Asimismo, el viceministro negó que los cubanos no puedan salir del campamento provisional donde los tienen albergados. Sin embargo, El Nuevo Herald pudo constatar que los migrantes “solo pueden salir del lugar bajo vigilancia y una vez por semana para recoger dinero en Western Union y hacer sus compras”.

En marzo el Gobierno panameño firmó con La Habana un acuerdo para garantizar un flujo migratorio “regular, ordenado y seguro” que facilita la deportación de los isleños irregulares en el país centroamericano. De ahí que más de la mitad de los cubanos que serían trasladados a la capital panameña decidieran continuar por su cuenta ante el temor de las deportaciones.

En lo que va de año, las autoridades locales han deportado a casi un centenar de cubanos a la Isla.

Fuente: DDC

Loading...

⇓ COMENTA Y COMPARTE ⇓

¿Qué Opinas?