Más de tres millones de pesos donados tras tornado en La Habana

Compartir

También se han recopilado más 200 mil en pesos convertibles y otras divisas a través de los mecanismos estatales.

Más de tres millones de pesos cubanos (CUP) y 200 mil en pesos convertibles (CUC) y otras divisas, habían sido donados hasta este martes por personas e instituciones de la Isla para los damnificados por el tornado del pasado 27 de enero en La Habana.

A 3.393,217 pesos en CUP y 201,942 en divisas ascendían los aportes financieros de 638 personas naturales y 184 jurídicas, entre estas, sindicatos, entidades gubernamentales, cooperativas, centros laborales y estudiantiles, organizaciones políticas y sociales y unidades militares, informa la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

DC1D5B1A-5C2A-477B-B3E5-16D1213276BD_w650_r1_s

Estas donaciones solo contemplan las realizadas a través de los mecanismos oficiales luego del fenómeno meteorológico, un “proceso bien estructurado”, puesto en práctica “cada vez que el país ha pasado por situaciones de desastres naturales”, de acuerdo con las autoridades de la Isla.

Regresar

El monto de los donativos es computado sistemáticamente por el gobierno de La Habana al evaluar “la marcha de la recuperación y el destino de los recursos”, afirma la ACN. Para recibirlos se habilitó una cuenta en el Banco Metropolitano, un trámite “que puede realizarse desde cualquier sucursal”.

Las donaciones desde el exterior son coordinadas por el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) y para su depósito existe una cuenta en divisas en el Banco Financiero Internacional.

Tatiana Viera, vicepresidenta del gobierno habanero, aseguró que los donativos “son fruto del gesto solidario del pueblo cubano” al igual que “las miles de donaciones de bienes y de alimentos entregadas” en las zonas afectadas.

Tras el tornado, cubanos de dentro y fuera de la Isla protagonizaron una inédita movilización espontánea, ayudada por el cada vez mayor acceso a internet en el país, para llevar asistencia a las víctimas sin esperar al Estado cubano, que hasta ahora acostumbraba a centralizar la ayuda tras un desastre natural.

En redes sociales varios voluntarios publicaron incidentes con autoridades de sitios afectados, quienes inicialmente rechazaron donativos privados, aunque posteriormente el gobierno reconoció que “hubo confusión” y comenzó a aceptar todas las ayudas, al tiempo que promovió la utilización de los mecanismos estatales.

Vía: OnCuba

Loading...

Compartir