Más de 1,1 millones de estadounidenses visitaron Cuba en 2107

Compartir

En 2017 llegaron a Cuba más de 1,17 estadounidenses, lo que supone casi el triple (un crecimiento del 191 %) respecto al año anterior, anunció la directora general para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal.

De estos viajeros, 453.905 son cubanos residentes en EE.UU., lo que representa un 137,8 % de incremento (más del doble), especificó en su cuenta de Twitter la funcionaria, una de las caras más visibles del “deshielo” entre ambos países.

El año pasado también llegaron a la isla 619.523 visitantes del país norteño, para una subida del 217 % (más del triple), informó Vidal.

Turistas estadounidenses en La Habana. PL

Este incremento, con respecto a los más de 94.000 viajeros estadounidenses que llegaron a Cuba en 2016, se produce a pesar de las restricciones que impone el embargo de EE.UU. a sus habitantes, que no pueden viajar libremente al cercano país.

Cuba y Estados Unidos restablecieron relaciones en julio de 2015, tras lo cual los dos antiguos enemigos entraron en una nueva etapa de normalización dentro de la que se reanudaron los vuelos comerciales, los trayectos en crucero y se aprobaron medidas de flexibilización a los viajes.

Este acercamiento bilateral favoreció un “boom” en las visitas a la antigua “isla prohibida”, que en 2017 registró un récord histórico de 4,7 millones de turistas extranjeros.

A pesar de eso, las autoridades cubanas insisten en los perjuicios que causa el embargo o “bloqueo”, cuya prohibición de viajar a los estadounidenses le cuesta a Cuba unos 1.500 millones de dólares anuales.

Actualmente ambos países viven un clima de tensión renovada en sus relaciones, debido al repentino viraje en la política del país norteamericano impulsado por la Administración del presidente Donald Trump.

Trump ordenó en septiembre la retirada de casi la totalidad de los diplomáticos de la Embajada de Estados Unidos en La Habana debido al peligro que suponían los supuestos ataques sónicos dirigidos al personal estadounidense.

Por esa misma razón EE.UU. emitió una alerta a sus ciudadanos de no viajar a Cuba y el pasado noviembre aprobó nuevas restricciones a los viajes individuales a la isla.

Ayer el canciller cubano, Bruno Rodríguez, recibió en la capital cubana al senador republicano Jeff Flake, uno de los principales promotores ante el Congreso de un proyecto de ley que propone la eliminación de las restricciones a los viajes de los estadounidenses a Cuba.

EFE

Loading...

⇓ COMENTA Y COMPARTE ⇓
Compartir