Mariela Castro consideró una «patraña» la marcha independiente LGBTI en La Habana

Compartir

La directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de Cuba, Mariela Castro, hija del ex presidente Raúl Castro, tildó este lunes de «patraña» una marcha independiente del colectivo LGTBI realizada el pasado sábado en La Habana y criticó el «lacayismo del activismo mercenario».

«Las voces libres se enfrentan al lacayismo del activismo mercenario y la prensa ´independiente´. Lamentablemente se sumaron a la patraña muchas personas que no sabían lo que estaba ocurriendo y que tan pronto comprendieron se fueron a la Fiesta por la Diversidad que había organizado el Cenesex», escribió Castro en Facebook.

Además calificó como «enemigos de la libertad» y «masa de ignorantes y esnobistas que les acompaña» a quienes participaron en la marcha independiente el pasado sábado y que fue interrumpida por la policía uniformada y de civil con saldo de cuatro personas reducidas y detenidas.

zentauroepp48117173-cuban-lgbt-activists-participate-annual-demonstration-190512182606-1557678570882

Castro agregó que a esas personas «la labor del CENESEX les quita el sueño, pero CENESEX, como obra y política de la Revolución, saldrá fortalecido de las contradicciones internas y de las amenazas externas.»

Desde 2008 el Cenesex organiza cada año las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia y dentro de sus actividades incluye una «conga» en la calle, que fue cancelada del programa que tiene lugar en estos días, lo que generó malestar en la comunidad LGBTI y la convocatoria de un desfile por su propia cuenta.

El Cenesex anunció la semana pasada que se cancelaba el emblemático desfile del orgullo gay cumpliendo con una orden del organismo rector de ese Centro –el Ministerio de Salud Pública– bajo el argumento de «la actual coyuntura que está viviendo el país» abocada a empeorar su crisis económica.

Pero activistas LGTBI acompañados de miembros de la sociedad civil citaron a una marcha –desoyendo las advertencias oficiales de que no estaba autorizada– en la que participaron entre 200 y 300 personas y que salió desde el Parque Central de La Habana y desfiló sin contratiempos hasta que al desembocar en la avenida Malecón numerosos agentes ordenaron que se dispersara.

Los activistas se negaron aduciendo que no necesitaban ningún permiso para pasear por La Habana y fue entonces cuando se produjeron las detenciones bajo resistencia de las personas apresadas y una parte de los testigos presenciales.

Las muestras de violencia fueron duramente criticadas en espacios de redes sociales por algunos artistas, entre ellos el trovador Vicente Feliú que las calificó como “represión absurda, vergonzante, peligrosamente evocativa”.

A esas palabras se sumó también el fundador de la Nueva Trova, Silvio Rodríguez, quien escribió en su blog: “Con los ojos bien abiertos suscribo cada palabra de lo dicho por Vicente en su Facebook”.

La sexóloga y diputada al Parlamento cubano también compareció en el programa Mesa Redonda del lunes, acompañada de otros activistas vinculados al Cenesex, donde se quejó de que «la crueldad de la contrarrevolución dedicó el Día de las Madres a agredir sin piedad la memoria sagrada de mi madre que me enseñó a reír de lo que no merecía mi atención.»

Castro señaló que «no conocer la ley no te exime de responsabilidad» y consideró que «la ciudadanía tiene derechos y responsabilidades, por lo que cada persona se hace cargo de sus palabras y sus actos».

El asesor jurídico del Cenesex, Manuel Vázquez, también presente en la Mesa Redonda, abordó las actividades fundamentales de las Jornadas contra la Homofobia y la Transfobia.

Al referirse a la marcha independiente, apuntó que «hace mucho rato han querido utilizar ese espacio para desvirtuar el mensaje de la conga» y explicó que ante esa situación se tomó la decisión «conscientemente» de «no darles ese espacio para que estos grupos lo utilizaran de esa manera».

Recalcó que no se cumplió con el requerimiento legal de solicitar autorización para efectuar la caminata y señaló que personas que nunca han ido a las congas «fueron las que comenzaron a resistirse y a responder de manera no organizada, no respetuosa».

En ese sentido refirió que esas personas «se condujeron y se trasladaron fuera de esa marcha» y dijo que «ninguna de esas personas han sido procesadas judicialmente».

Se trata de la primera vez en décadas que tiene lugar en Cuba una manifestación sin permiso oficial, en un inédito pulso de la sociedad civil independiente a las autoridades de la isla.

Vía: OnCuba

Loading...

Compartir