Los Van Van estremecen el Centro Kennedy de EE.UU.

Compartir

La aclamada orquesta Los Van Van reafirmó que sigue siendo hoy uno de los grandes sucesos musicales de Cuba al ofrecer un esperado concierto en el estadounidense Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas.

Nadie quedó sentado anoche en el Teatro Eisenhower de la importante institución cultural de Washington DC cuando comenzaron a escucharse los temas de la popular agrupación, que se presentó como parte del festival Artes de Cuba: de la isla al mundo.

Durante poco más de hora y media, el conjunto fundado a finales de 1969 por el fallecido músico y compositor Juan Formell estremeció el espacio con capacidad para mil 100 personas.

La orquesta cubana Los Van Van. /PL

Al inicio de la cita con la reconocida agrupación hubo un mensaje para la isla caribeña, donde ayer ocurrió un trágico accidente aéreo cuando un avión en el que viajaban 104 pasajeros y seis tripulantes se precipitó a tierra tras el despegue.

Fuerte aplauso al maestro Juan Formell, quien está con nosotros cuando se vive un momento muy duro en Cuba. Viva Cuba!, expresó al auditorio el cantante Roberto Hernández, más conocido como Robertón.

Ese grito de Viva Cuba! se repitió varias veces en la velada que comenzó con Permiso que llegó Van Van, para luego seguir con un popurrí de temas de la década del 70 del pasado siglo como Aquí se enciende la candela, Guararey de Pastorita y Chirrín chirrán.

La orquesta cubana Los Van Van. /PL

Nos sentimos muy sorprendidos por el cariño que nos han mostrado, estamos muy orgullosos, dijo Robertón en otro momento de la noche, mientras muchos de los presentes ya se habían movido de sus filas y bailaban en algunos espacios de los pasillos del teatro.

Celebremos el arte, la música cubana, instaron los intérpretes del conjunto que regaló otros temas como Por encima del nivel (Sandunguera), Amiga mía, Muévete y Eso que anda, y algunas composiciones de su disco más reciente, Legado, entre ellas Al paso.

Otra, otra!, insistió el público deseoso cuando comenzó a bajar el telón para marcar el fin del disfrutado concierto. Los músicos regresaron entonces al escenario. ‘Vamos con un bolero’, bromearon ante la audiencia que pedía más baile, para cantar entonces la movida Esto te pone la cabeza mala.

Estamos muy emocionados, el público respondió cantando y bailando, incluso personas que no nos conocían o nos veían por primera vez, como muchos norteamericanos, quienes sintieron que esta música cubana entra por los pies, expresó a Prensa Latina el director de la orquesta, Samuel Formell.

Para nosotros significa mucho trabajar aquí y hacer un concierto con tanta energía, y así reafirmar que en Cuba hay una gran potencia musical que tiene mucho para dar y enseñar, apuntó.

A su vez, el cantante Abdel Rasalps, popularmente conocido como Lele, sostuvo que la experiencia fue tremenda, con mucho disfrute, y celebró que ‘la temperatura del Caribe inundó el lugar’.

Desde el punto de vista del artista, tras el festival iniciado el 8 de mayo y que hoy recesa sus actividades hasta el 29 de este mes, el pueblo estadounidense conoce más de las diferentes manifestaciones artísticas de la isla y en qué dirección se mueven.

PL

Loading...

Comenta y comparte en Facebook

Compartir