La cantante cubana Mirtha Medina: ‘Soy adicta a las cirugías’

Compartir

La cantante cubana Mirtha Medina, para seguir fiel a su costumbre, celebrará su cumpleaños el próximo 28 de enero con un gran concierto la noche antes en el centro Hoy como ayer de Miami, informó El Nuevo Herald.

“Cada cumpleaños me brinda la oportunidad de sentirme viva y agradecerle a la vida todos los regalos que me ha dado”, expresó Medina.

Los tesoros más preciados de la cantante son sus hijos, el productor musical Guianko Gómez y la cantante Vanessa Formell, sus cuatro nietos y la productora Hady Balbuena, quien está al frente de su equipo de trabajo, afirmó.

Mirtha Medina. (EL NUEVO HERALD)

Medina jamás revela su edad, y aunque muchos de sus seguidores piensen que la confesará durante el concierto, anticipó que seguirá manteniéndola en el misterio.

“Si digo la edad, nadie me la va a creer. Por eso prefiero que la gente eche a volar la imaginación y me agregue todos los años que quiera”, dijo la cantante, que se considera “una abuelita regañona”.

La noche del 27 la artista regalará a su público una selección de temas que hicieron época en Cuba. “Quédate como nunca”, “La loca”, “Cuando termina un amor”, “Que ganas de no verte nunca más” y aquellos de las hermanas Diego que le ganaron el favor del público de Miami, integran el programa.

“Las canciones de las Diego no pueden faltar en mis conciertos. Gracias a ellas logré conquistar el público de aquí”, dijo la cantante en alusión a “Excítame”, “Posesiva” y “Que hablen”, que según recordó la propia artista “se ha convertido en un himno de la comunidad gay”.

También anunció algunos estrenos, como “Cuando me faltas”, también de las Diego, y “Mi verdad es la flor”, de Katia Márquez.

Carlos Barrial y Jelshon L. Martin dirigirán el espectáculo de Medina y el respaldo musical estará a cargo de la banda de Orlando Guanche. Ana María Perera y Vanessa Formell serán las artistas invitadas.

Sobre los secretos para combatir el paso del tiempo, Medina aseguró que se alimenta bien y que camina hasta cuatro millas si sus rodillas se lo permiten. Sin contar sus visitas al quirófano, donde se ha sometido a ocho cirugías plásticas en varias partes de su cuerpo.

“Soy adicta a las cirugías. Como he dicho en otras ocasiones, seguiré haciéndomelas hasta que el ombligo me llegue a la cabeza. Y aunque no niego que les tengo miedito, reconozco que me hacen sentir cómoda ante ese público que no le gusta verme con arrugas”, dijo.

La intérprete hace algunos años se sometió a un implante de senos, en Colombia, que casi le cuesta la vida, y que prefiere no recordar.

La cantante concede un lugar especial a la espiritualidad es su lucha contra los años. Al respecto, insistió en que ninguna de sus fórmulas resultaría exitosa sin el amor de su familia, su empeño en mantenerse activa y sin su fe.

“La fe me ha permitido salir adelante en medio de las dificultades con el mismo espíritu positivo de cuando tenía 15 años”, dijo la cantante, que se inició en la santería bajo el rito de Ochún, cuando vivía en Cuba.

Medina debutó en el coro del Copa Room del hotel Habana Riviera, integró el Teatro Musical de La Habana, bajo la dirección de Alfonso Arau, formó parte del dúo de Mirtha y Raúl y luego desarrolló una carrera como solista hasta convertirse en una de las primeras figuras de la Isla.

En Miami, Mirtha no ha dejado de presentarse en centros nocturnos ni en teatros. Ha actuado además como comediante musical. Su labor ha sido reconocida con las Llaves de la Ciudad de Miami.

“Si la gente me sigue, es por mi manera de ser. Soy comunicativa, no tengo ego ni reparos en quejarme en escena cuando me duelen los juanetes”, comentó la intérprete, que espera publicar su libro de memorias “antes de que cumpla los 100 años”, señaló El Nuevo Herald.

Sobre un regreso a la Isla, dijo: “Es algo que no descarto, pero tendría que pensarlo muy bien. Allá ha surgido una nueva generación de travestis que me tienen tan presente como si nunca me hubiera ido”.

Fuente: DDC

Loading...

Compartir