Gilberto Santa Rosa cumple expectativas del público cubano

Compartir

Durante décadas los cubanos soñaron con la oportunidad de disfrutar de un concierto del cantante puertorriqueño Gilberto Santa Rosa, finalmente la paciencia es recompensada y por partida doble.

En Cuba, El caballero de la salsa, como también se conoce a Santa Rosa, es el preferido de muchos y el concierto que ofreció la víspera dentro del Festival Josone Varadero Jazz& Son es prueba irrefutable de cuán hondo su música ha calado en el gusto de los cubanos.

Gilberto Santa Rosa. /PL

La popularidad para él ha sido una constante que no se ha visto afectada por los cambios de moda. ‘Creo que hay una conexión que una vez establecida, si uno la cuida, no se rompe’, dijo sobre el tema a Prensa Latina minutos antes de su primer concierto en la isla.

‘Pienso que la música va evolucionando, las generaciones van pasando y cada una tiene su música, pero que bendición cuando uno puede, creo que uno de los responsables es el amor. La gente se enamora y las cosas empiezan a cambiar, eso se relaciona con lo que canto’, comentó el cantante de 55 años.

A los que tiene éxito, agregó, les doy un consejo, aunque nadie me lo ha pedido (dijo en tono de broma): ‘cuiden su momento y traten de dar lo mejor y evolucionar para que la música que hacen perdure’.

Santa Rosa es un artista en toda la extensión de la palabra, sus conciertos están pensados hasta el más mínimo detalle, y es que años de trabajo han sabido moldear su relación con el público, en definitiva destinatario de su trabajo.

Te puede interesar:  Una cubana de Hialeah gana lotería de 1 millón de dólares

El salsero no da margen al error, y con carisma sortea los imprevistos, su puesta en escena tiene conceptos de espectáculo, y como tal vende, solo mencionar su nombre garantiza lleno total.

Sin preámbulo subió a escena y comenzó a cantar, el repertorio un recorrido por lo más importante su obra, y es que el espectáculo responde a la gira ’40 y contando’, una celebración de sus cuatro décadas sobre los escenarios.

El caballero de la salsa acompañado de su orquesta arrancó con Déjate querer, canción del cubano Donato Poveda, un guiño de complicidad a un país y una cultura que mucho han tenido que ver con su éxito profesional.

Santa Rosa en más de una ocasión ha incorporado a su repertorio temas de autores de la isla, y es que la música cubana tiene un pero importante en su trabajo.

‘Todos los que hacemos este género tenemos un vínculo natural con la música cubana, en mi caso, sin querer pintarme como un experto, conozco la música de la isla desde las raíces hasta la de hoy día, al igual que los cantantes, aprendí mucho de algunos de ellos’, apuntó.

Comentó estar influenciado por artistas como los legendarios Carlos Embale, Abelardo Barroso, Roberto Faz y Tito Gómez; mientras que de los contemporáneos reconoció su simpatía por el trabajo de, entre otros, Roberto Hernández, cantante de la orquesta Los Van Van, Isaac Delgado, y Cándido Fabre, de quien confesó ser una gran admirador.

No son solo palabras, un lleno parque Josone de Varadero coreó las canciones Montón de estrellas, de Polo Montañez, y Comienzo y final de una verde mañana, de Pablo Milanés; también las exitosas Conciencia y Vivir sin ella, Derroche, Qué manera de quererte, y El amor de los amores, entre muchas otras.

Te puede interesar:  Descemer Bueno en un LIVE arremete contra Gente de Zona

El concierto estuvo a la altura de las expectativas, de cierta manera el boricua lo esperaba: ‘Las cosas se dan en los momentos correctos, y este fue el de venir’, afirmó.

A Santa Rosa le espera una segunda presentación mañana en el malecón de La Habana, un concierto abierto que pondrá punto final a su esperada primera visita a Cuba.

PL

Loading...

Comenta y comparte en Facebook

Compartir