El grupo hotelero suizo Kempinski quiere manejar más hoteles en Cuba

Compartir

(EFE).- El grupo suizo Kempinski, que administra el primer hotel cinco estrellas plus de Cuba, el Gran Hotel Manzana Kempinski de La Habana, anunció hoy que planea aumentar su presencia en la isla con la gestión de varias instalaciones en destinos de sol y playas.

Al celebrar su primer aniversario de operaciones, el gerente general del Manzana Kempinski de la capital cubana, Xavier Destribats, dijo que el Grupo hotelero suizo tiene varios proyectos -sobre todo en hoteles de playa- en conjunto con la empresa estatal cubana “Gaviota”.

El Gran Hotel Manzana Kempinski de La Habana. /OnCuba

“Hemos apostado por Cuba y vamos a seguir creciendo con Gaviota con un segundo hotel y quizás un tercero”, declaró el directivo de Kempinski a la televisión estatal cubana.

Destribats resaltó los buenos resultados de la instalación desde su apertura el 8 de junio de 2017, con una buena recepción de turistas de países procedentes de mercados como Francia, España, Australia, Alemania, Reino Unido, Rusia y China.

El Gran Hotel Manzana Kempinski, ubicado en una céntrica esquina de La Habana Vieja, es propiedad de la cadena cubana de establecimientos turísticos Gaviota y administrado por Kempinski, con más de 100 años de historia como líder en el sector hotelero europeo de lujo.

La lujosa instalación que cuenta con 246 habitaciones, de ellas 172 estándar y el 29 por ciento de tipo suite y junior suite, ocupa una edificación de gran valor patrimonial que perteneció al antiguo centro comercial “Manzana de Gómez” de principios del siglo XX, que fue as rehabilitada siguiendo el diseño original.

La inversión del Manzana Kempinski contó con “capital 100 % cubano” y la ejecución de la obra estuvo a cargo de la inmobiliaria cubana Almest y la constructora francesa Bouygues.

Te puede interesar:  ¿Cuánto ganan los dirigentes cubanos?

El Gran Hotel Manzana Kempinski tiene una ubicación privilegiada en el casco histórico de la capital cubana, cerca del Museo Nacional de Bellas Artes, el Capitolio de La Habana, el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y de otras atracciones turísticas.

El Gobierno cubano cuenta actualmente con 69.041 habitaciones en 366 hoteles, el 63 por ciento de ellas ubicadas en instalaciones de cuatro y cinco estrellas, y de ellas, 45.333 habitaciones (el 65 por ciento del total) operadas mediante 88 contratos con 20 cadenas internacionales, incluidas 27 empresas mixtas, según datos del Ministerio del Turismo del país caribeño.

Pero las proyecciones oficial de las autoridades turísticas cubanas para 2018 es recibir a cinco millones de visitantes con el objetivo de batir los anteriores récords de casi 4,7 y 4,5 millones de viajeros que llegaron a la isla en 2017 y 2016, respectivamente.

Para responder a esas aspiraciones de crecimiento del turismo se han planteado la apertura de nuevos hoteles, 15 de ellos durante este año, con el fin de contar con unas 103.000 habitaciones para el año 2030.

Hasta el 31 de mayo de este año Cuba había registrado la visita de más de 2,1 millones turistas extranjeros, el 93 por ciento de los que habían arribado hasta idéntica fecha de 2017.

El turismo representa la segunda fuente de ingresos del Gobierno cubano detrás de la venta de servicios profesionales al exterior, lo que supone una contribución del 10 % al producto interior bruto (PIB) y la generación de medio millón de empleos.

Loading...

Comenta y comparte en Facebook

Compartir