Desaparece tras Irma la jutía rata cubana, en peligro de extinción

Compartir

La jutía rata, especie endémica cubana de roedor en “peligro crítico de extinción”, ha desaparecido de su único hábitat en Cayo Fragoso, tras el paso devastador del huracán Irma por esa zona de la isla.

Antes de Irma existían 88 cobijos de la especie en el cayo, situado al norte de Caibarién, provincia de Villa Clara; pero tras una inspección en el refugio de fauna “Lanzanillo Pajonal Fragoso” solo se descubrieron dos deshabitados, informó el especialista principal de esa área marino-costera protegida, Ernesto Hernández.

La jutía rata cubana (Capromys auritas) se encontraba amenazada a causa de su localización en un ecosistema frágil de duna y manglar.

La jutía rata, especie endémica cubana de roedor en “peligro crítico de extinción”. (lujocuba)

Bautizada por los pescadores de Caibarién debido a su tamaño reducido, la especie posee una larga cola casi con casi las mismas dimensiones de su cuerpo, de unos 28 centímetros y un peso de 1 a 1,5 kilográmos.

Entre sus características resaltan un pelaje abundante y áspero, además de una cabeza alargada con orejas terminadas en punta. Hernández agregó que sí apreciaron en el cayo una gran cantidad de aves como pelícanos, “corúas” y garzas, junto a desechos y rastros de iguanas y la amenazada jutía conga (Capromys pilorides), publicó el diario estatal Juventud Rebelde.

“Estamos esperanzados en que quizás haya podido sobrevivir la otra especie (jutía conga)”, afirmó el especialista, quien aseguró que realizan “un monitoreo sistemático para verificar si sobrevivieron algunos ejemplares, aunque la inspección inicial realizada dejó un mal augurio al no comprobar ningún indicio de su presencia”.

En Cayo Fragoso también sufrieron daños los corales, los pastos marinos y las esponjas, situación que podría repetirse en la cayería norte del centro cubano.

Este fue el territorio isleño más azotado por Irma, que dejó 10 muertos y cuantiosas afectaciones económicos tras su paso entre el 8 y el 10 de septiembre últimos.

Además, el potente huracán afectó a más de 4.000 hectáreas de manglares del Parque Nacional Caguanes, en la provincia central de Sancti Spiritus, y erosionó las llamadas “Playas del Este” de La Habana.

Irma provocó la muerte de unos 500 flamencos en los siete cayos de piedra con que cuenta Caguanes, y de unas tres toneladas de peces.

Los especialistas de esa zona protegida revisan actualmente la población de iguanas y otras plantaciones perjudicadas por el meteoro.

EFE

Loading...

⇓ COMENTA Y COMPARTE ⇓

¿Qué Opinas?

Compartir