Actualizan impuestos para trabajadores por cuenta propia en Cuba

Compartir

El sector tributario cubano se actualiza hoy para los trabajadores por cuenta propia con apego a los principios de equidad en carga fiscal, refirió Vladimir Reguiero, director de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios.

En conferencia de prensa, el funcionario reveló que una de las disposiciones fundamentales, publicadas hoy en la Gaceta Oficial extraordinaria número 35 en su sitio web, es la eliminación de la exención del pago del impuesto por la utilización de fuerza de trabajo.

Si bien en la norma anterior se eximía de este tributo a quienes contratasen hasta cinco personas, ahora los titulares de la actividad deberán ajustarse a lo dispuesto para el resto de los individuos que empleen personal, añadió el funcionario.

El Gobierno decreta nuevos impuestos para el sector privado en Cuba. /Archivo

Las personas contratados representan una de las modalidades de mayor crecimiento dentro de esta forma de gestión y alcanzan un 24 por ciento de todos los que se desempeñan en el trabajo por cuenta propia, remarcó Regueiro.

El monto mínimo para el cálculo del impuesto es gradual, según refirió el directivo, y en dependencia de los salarios medios territoriales.

Como parte del ordenamiento del trabajo por cuenta propia, quedan establecidas en 123 las modalidades en esta forma de desempeño, según declaró oportunamente Marta Elena Feitó, viceministra de Trabajo y Seguridad Social.

De todas estas variantes de empleo, aseguró Regueiro, 52 aportarán en el régimen general de tributación y las 71 actividades restantes lo harán en el régimen simplificado.

Regueiro agregó que esto significa que existen más modalidades en el régimen simplificado por lo que es posible concentrar el control fiscal en aquellas que generan más ingresos.

Te puede interesar:  El internet comienza a llegar a algunos móviles en Cuba

Para el trabajo por cuenta propia, existen dos regímenes de tributación en Cuba, recordó el funcionario.

El régimen general, orientado a las actividades más complejas, se caracteriza por el pago mensual del impuesto sobre el servicio o por las ventas, y presenta declaración jurada al cierre del año, mientras el otro es el régimen simplificado que se distingue por el pago de cuotas consolidadas, añadió.

Asimismo, se incluye como parte de las modificaciones, una diferenciación en correspondencia con el principio de territorialidad en la aplicación de los tributos, consideró.

Los estudios demuestran, por ejemplo, que en la capital hay un desarrollo de estas actividades más consolidado y ello permite cuotas tributarias diferentes a las del resto del país, aclaró.

Estos incrementos, sostuvo Reguiero, tendrán impacto sobre 25 mil contribuyentes aproximadamente, lo que significa el cuatro por ciento de los más de 591 mil cuentapropistas.

De acuerdo con el director, y a pesar del incremento en las cuotas, el sector mantendrá una carga tributaria de entre un 25 y 35 por ciento que es lo que está establecido para esta forma de gestión.

Las nuevas disposiciones establecidas para este sector entrarán en vigor tras 150 días de su publicación en la Gaceta Oficial.

PL

Loading...

Comenta y comparte en Facebook

Compartir